viernes, 25 de agosto de 2017

G.I.Joe: Cobra-La

Cobra-La, es una ancestral civilización de hombres serpiente escondida en el centro de la Tierra, aparece por primera vez en la película animada GI Joe: The Movie (1987). Cobra-La está ligada a la organización terrorista internacional Cobra, según los comics. Son seres mutantes que poseen gran fuerza física y poderosas armas de guerra. Las armas biológicas y químicas, son sus mejores armas, con la cuales piensan destruir y/o conquistar a la humanidad. Los líderes de la Cobra-La son: 
Golobulus, gobernante genocida de Cobra-La. Descrito como el "último de los Reyes Serpiente", aparece como un humanoide grande y calvo con un cuerpo inferior sin piernas, con forma de serpentina y uno de sus ojos cubierto o reemplazado por alguna forma de híbrido invertebrado o planta. El brazo derecho de Golobulus y la mayor parte de su torso están cubiertos con una armadura dura, similar a la de los crustáceos. Su forma primaria de transporte, una gran vaina orgánica con varios zarcillos, esconde la parte baja de su cuerpo la mayor parte del tiempo. 
Nemesis Enforcer, comandante de la Guardia Real de Cobra-La. Guardián altanero a menudo y silencioso asesino. Sus alas parecidas a un murciélago se usan para el vuelo, la deflexión y el combate. También exhibe una fuerza sobrehumana y sus filudas alas. Continuando en su antebrazo y sobresaliendo por encima de sus codos. Muy pocos hombres son capaces de igualar su fuerza que lo convierte en un temible guerrero. 
Pythona, una formidable asesina. Una femme fatale que rara vez se ve, pero se sabe que es muy mortal. Pythona emplea una serie de diferentes armas orgánicas de Cobra-La, sin embargo, sus armas más mortales son las garras en el final de sus dedos. Ella puede extender a voluntad y gotean un líquido tóxico que puede matar en contacto o ayudarla a cortar a través de material sólido. 
Royal Guards o Guardia Real, eran ciudadanos de Cobra-La que tenían partes del cuerpo de insectos vivos permanentemente unidas a sus cuerpos porque sus cerebros fueron lobotomizados para asegurar su completa lealtad a Golobulus.
En la saga comic G.I.Joe vs. Transformers (2003-2004) y G.I.Joe vs. the Transformers: Black Horizon (2007), aunque la saga no revela directamente sus orígenes, revela la razón de su secreto. Se cree que son los hijos de un viejo dios que fue adorado por los primeros seres humanos. Unas criaturas se encontró con Unicron, amo del Caos, había venido a la Tierra para devorarla para poder alimentar su propia hambre. Estas criaturas se opusieron a él, amenazando con atacarlo con una espora orgánica devoradora de metales. Antes de que las dos partes pudieran aniquilarse, se llegó a un acuerdo que favoreció a ambas partes. Las criaturas se esconderían, permitiendo que la humanidad se desarrollara. Entonces, cuando habían alcanzado un nivel tecnológico suficiente para que pudieran servir como esclavos para revivir al Dios del Caos, las criaturas lo llamarían Unicron. Él destruiría al resto de la humanidad y estas criaturas heredarían el mundo libre de humanos que dejó atrás. 
Miles de años más tarde se mantendría el pacto, y las criaturas, ahora llamándose Cobra-La, convocarían Unicron a través de un faro, utilizando a Bludgeon y a su equipo de mercenarios Decepticon para matar a todos los intrusos, incluyendo Autobots de Cybertron. También tienen un cautivo inusual - Joe Colton, el original GI Joe. Aquí también están encabezados por Golobulus. Intentaron sacrificar Firewall a Unicron, pero son detenidos por el líder de los Autobots, Optimus Prime, Colton, Hawk y los Autobots. Golobulus ataca a Hawk mientras intenta liberar Firewall, mientras que Colton lucha con Nemesis Enforcer. Gritando sobre cómo piensa destruir los Transformers, Golobulus es aplastado por el puño de Prime. Pythona tiene un cambio de corazón y mata a Enforcer. Con Unicron derrotado por Cosmos y Flint, Cobra-La son detenidos por el resto de G.I.Joe. 
Koh-Buru-Lah, ambos, el templo/fortaleza y el dios malvado en la saga comic Transformers vs. G.I. Joe (2014-2016), es el nombre en honor de Cobra-La.

No hay comentarios:

Publicar un comentario