miércoles, 19 de octubre de 2016

Blood: Universo expandido

Blood: The Last Vampire (2000), esta película anime se sitúa 30 años antes del manga, unos meses antes del comienzo de la Guerra de Vietnam. Tiene lugar en la base americana de Yokota en Japón. Saya recibe la misión de infiltrarse en la escuela de la base para eliminar quirópteros, unos monstruos vampíricos. Para ello usa una katana con un pequeño canal, de forma que cuando ella misma se corta, su sangre discurre por toda el arma. La sangre de Saya mata a los quirópteros instantáneamente. El título de la película implica que ella es el último vampiro, y durante la historia se refieren a ella como el último original (posiblemente en referencia a los que a veces se conoce como vampiros shinsho en la ficción japonesa, o a que ella es una reina). Al contrario que en otras historias de vampiros, Saya no sufre ningún daño si se expone a la luz del sol, aunque sí tiene reflejos y fuerza sobrehumanos. A pesar de que trabaja para los humanos y por su salvación, en todo momento manifiesta un gran desdén por ellos. El 2009, tuvo su versión de acción real japonesa esta película.
Blood+ (2005-2006), bajo el cuidado de su familia adoptiva, Saya Otonashi ha estado viviendo como una persona amnésica, pero fuera de eso como una adolescente ordinaria. La vida feliz y pacífica de Saya se ve afectada para siempre cuando es atacada por un quiróptero (vampiro en el manga), un monstruo hematófago con apariencia de murciélago gigante que se alimenta de sangre humana; entonces ella se da cuenta de que es la única persona capaz de derrotarlos. Tras esto y, tras la muerte de su padre adoptivo, Saya se marcha de la ciudad de Okinawa en donde vive para enfrentarse a la amenaza de los quirópteros alrededor del mundo. A Saya la acompañan sus dos hermanos, algunos amigos y su caballero Haji, en un viaje lleno de sorpresas que llevará a Saya a descubrir más sobre la naturaleza de los quirópteros y sobre su propio pasado, que se remonta hasta mediados del siglo XIX.
Blood-C (2011-2012), es la continuación alternativa de la película Blood: The Last Vampire dejando los hechos de la serie anime Blood+ de lado. La historia es acerca de la vida que lleva una estudiante de segundo año de preparatoria, llamada Saya Kisaragi. Ella lleva una vida feliz en una aldea remota con su padre; es muy alegre y amable siempre que va de camino a la escuela entona una canción que ella misma inventó. Es hija de una sacerdotisa y vive en un templo que cuida junto a su padre. Su madre cuando aún se encontraba con vida luchaba con los que llama "Furukimono", que son monstruos que devoran a los humanos, por lo que los cazaba para así poder proteger a la gente del pueblo, a sus amigos y a su padre. Saya y su padre no saben cocinar, así que su comida es preparada por Fumito, que estudio en el mismo colegio de su padre. A ella le encanta el café y le gusta mucho los "Guimauve" que Fumito le prepara. Saya tiene un carácter despistado por eso no se da cuenta de los sentimientos de afecto que algunos chicos de la serie sienten por ella. Su vida se llenará de problemas cuando se entere de la verdad de su pasado, y verá que todo en lo que creía es una mentira y un retorcido juego, en el que ella y todos los demás no son nada más que unos títeres y son utilizados básicamente para proteger. 
Blood-C: The Last Dark (2012), con esta película anime concluye la serie anime Blood-C. Tokyo ha promulgado la Ordenanza de Protección de la Juventud, en la que los menores tienen prohibido salir por la noche e internet está siendo vigilado por la policía constantemente. Sin embargo, una organización rebelde llamada Sirrut le ha declarado la guerra a Fumito Nanahara. Sirrut usa internet para intentar encontrar información en el ciberespacio, y descubren algo horrible sobre TOWER, una misteriosa organización detrás de Fumito, de la que se rumorea que hacen experimentos con seres humanos, y destacando que hacen que la gente se coma entre ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario