sábado, 27 de febrero de 2016

Star Wars: Criaturas bestiales

Dentro del Universo de Star Wars, algunos animales bestiales se han hecho de fama debido a su labor dentro de las historias de Star Wars. Aquí un resumen de las más llamativas:
Banthas, son bestias de carga fácilmente domesticables que se pueden encontrar en varios planetas de la galaxia gracias a que se adaptan fácilmente a diversos climas. Muchos de estos planetas reclamaron ser el planeta natal de los bantha, hasta que los arqueólogos determinaron que los fósiles más antiguos estaban en Tatooine y por lo tanto era su planeta de origen. En los diversos planetas fueron usados como comida (por su carne y leche), vestuario, como bestias de carga, transporte y vehículos de guerra. Los banthas tienen una lengua sensible semejante a una mano que le servía para coger su alimento sin la necesidad de agacharse torpemente. Aparecen en los videojuegos Star Wars: Battlefront y Star Wars: Battlefront II.
Tauntaun, son una especie de lagartos peludos que soportan las bajas temperaturas del planeta Hoth. Estas criaturas corren sobre sus dos piernas traseras a una velocidad bastante considerable, por lo que se convierten en un transporte ideal ya que los tradicionales vehículos de la Galaxia (speeders, swoop) tienden a fallar por el frío. Normalmente se agrupan en manadas, las cuales en conjunto se defienden de depredadores más grandes y fuertes o bien para cuidar a las crías y buscar alimento. Habitualmente comen líquenes y musgos, pero también comen carroña y pequeños roedores de Hoth. Aparecen en el episodio V y en numerosos videojuegos.
Rancor, son animales conocidos por toda la Galaxia y su origen sigue siendo un misterio, se presume que son originarios de Dathomir, pero aún no está claro. Miden entre 5 y 10 metros. En su cara tienen un estómago con dientes, su piel es muy dura, tan dura como para soportar perfectamente disparos blaster sin problemas. Los rancor de Dathomir son más grandes, más fuertes y más inteligentes que sus pares de otros mundos, estos fueron domesticados por las Brujas de Dathomir a través de la Fuerza. Aparecen en el episodio VI y en algunos videojuegos. 
Los varáctilos, también conocidos como monturas dragónicas, fueron herbivoros reptavianos nativos del planeta Utapau, aunque algunos espécimenes encontraron su camino a planetas como Taris y Kashyyyk. Tienen caras con forma de pico y largas, poderosas colas que puden extenderse hasta los diez metros de largo. El cuello flexible de los varáctilos soportaba su cráneo plateado, y ambos hembra y macho tienen crestas y una fila de espinas desplegadas en el ritual de apareamiento. Mientras que las hembras tienen plumaje y piel verdes y azules, los machos son de naranja y marrón. Tienen pies de cinco garras. No solo un varáctil puede correr a grandes velocidades, pero sus garras estan adaptadas para escalar las paredes rocosas de los sumideros de Utapau. Esto hizo a los varáctilos monturas perfectas para los utapaunos. Aparece en el episodio III, un varáctil es montado por el general Jedi Obi Wan Kenobi. 
Sarlacc, es una criatura semi-inteligente, omnívora, similar a una planta, encontrada en varios planetas a través de la galaxia. No se conocía mucho de esta criatura, pero era única en términos de flora galáctica. Vive por decenas de miles de años, y se reproduce por medio de esporas. Un espécimen particular de sarlacc se localizaba en el Pozo de Carkoon en Tatooine. Torturó al famoso caza recompensas Boba Fett, quien eventualmente logró escapar. Mientras que Jabba el hutt afirmaba que era una mascota, había arribado a Tatooine por su cuenta. Otro sarlacc era conocido de habitar en el pozo de la luna del planeta Aargonar Aargonar 3. En el relanzamiento de Star Wars Episodio VI: El Retorno del Jedi de la Edición Especial de 1997, el sarlacc del Pozo de Carkoon se le añadieron una boca con aspecto de pico y tentáculos extra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario