miércoles, 10 de junio de 2015

Star Wars: Droides

C-3PO (Citripio, 3PO o "Tripio"), es un droide de protocolo serie 3PO, diseñado para interactuar con humanos. Habla con fluidez más de seis millones de formas de comunicación, y desarrolló una exigente y preocupada personalidad a lo largo de sus varias décadas de operación. Tras ser destruido y desechado en Tatooine antes de 32 ABY, C-3PO fue reconstruido por Anakin Skywalker (Darth Vader). Junto a su compañero, el droide astromecánico R2-D2, C-3PO constantemente se vio involucrado en momentos esenciales de la historia galáctica, y ayudó a salvar la galaxia en muchas ocasiones. C-3PO consideraba a varios droides y seres orgánicos como amigos suyos, y era muy dedicado a ellos, así como a sus amos.
R2-D2 (Artoo-Detoo o Artoo), es un droide astromecánico de la serie R2. Un viejo amigo y colega fue el droide de protocolo C-3PO, que sirvió a la familia Skywalker fielmente por muchas décadas. Junto con su ingenio, R2-D2 fue equipado por su propietario original, la Casa Real de Naboo, con la herramienta con punta de muchos apéndices que le permitió servir como un mecánico en naves superiores y especialista en el interfaz de la computadora. R2-D2 a menudo se metía en situaciones peligrosas sin pensarlo dos veces, con el fin de prestar ayuda a sus amos. Esto a menudo cambiaba el curso de la historia galáctica.
C1-10P o Chopper, irritante droide astromecánico de la nave Ghost. Hecho con piezas de repuesto, a diferencia de muchos otros droides, a Chopper no le importa ser querido por las personas con quien trabajaba. Siempre irascible, obstinado e irritable, Chopper siempre ayuda a salvar el día, lo que lleva a sus compañeros a perdonar su peculiar y odiosa personalidad. Aparece solo en Star War Rebels, serie intermedia entre las películas episodio 3 y 4.
C-3PX, fue un Droide de protocolo serie 3PX de Cybot Galáctica reprogramado para ser un droide asesino. Desde la Antigua Republica hasta la Nueva Republica sirvió a los intereses de los Sith, protegiendo sus secretos, siendo destruido y reconstruido muchas veces. Fue mejorado por Darth Vader, convirtiéndose en uno de los mejores asesinos del Emperador Palpatine.
La serie IG de droides fueron desarrollados por los Laboratorios Holowan y su subsidiaria Mecánica Holowan. Estos droides fueron desarrollados como droides de combate y droides asesinos. Los IG son muy usados como asesinos por el Cartel de los Hutt y participes de sus conspiraciones contra los Sith y los Jedi. El Imperio galáctico desarrollo los modelos IG-88B, C y D para aplastar a las células rebeldes y controlar los sistemas controlados.
La serie R4 son droides  astromecánicos, el propósito general de estos droides era para ser usados para hacer todo tipo de reparaciones, no sólo en naves, también para la navegación de naves pequeñas y también para encargarse de los sistemas de comunicación, como por ejemplo en el Episodio I salía un droide serie R4 reparando la nave de la Reina Amidala, pero fue destruido por cañones blaster de la CSI. Los R4 fueron asistentes de los Maestros Jedi en la Antigua República. 
Los droides asesinos serie HK eran droides asesinos con las funciones de lenguaje de los droides de protocolo. Fueron fabricados originalmente por la Corporación Czerka y después por Productos Mecánicos Duwani, disfrazados como droides de protocolo con sus funciones de asesinato encubiertas, para dar a sus objetivos una falsa sensación de seguridad. Desarrollados por los Sith para destruir a la Nueva República. Aparecen en algunos comics y videojuegos como asesinos del Cartel de los Hutt, conseguidos por contrabando y robados a los Sith.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario