domingo, 8 de marzo de 2009

Los Watchmen, oscuros vigilantes

La historia de los Watchmen (Los Vigilantes) está ambientada en una realidad alternativa, sobre la Guerra Fría de los años ochenta. En un mundo plagado superhéroes, donde su existencia ha alterado el desarrollo de diferentes acontecimientos históricos. Donde no se sabe si son buenos o malos, ya que algunos tienen una tendencia hacia al mal. Aunque los Watchmen se les consideran como superhéroes, prácticamente todos ellos son personas comunes sin poderes, pero que debido a su entrenamiento o los inventos que desarrollan ellos mismos. Los Watchmen toman la posta de los Minuteman, los cuales desaparecieron a finales de 1949. El único personaje de los Watchmen con poderes sobrehumanos es el Dr. Manhattan. Este grupo esta conformado por:
El Comediante (Edward Blake), es tal vez el personaje más complejo de toda la trama, y un importante elemento de consistencia y cohesión, al estar relacionado de alguna forma con todos los demás y servir de puente entre las dos generaciones de héroes, ya que el también formo parte de los Minutemen. Es un ser depravado y amoral, pero también como el único capaz de ver lo que hay detrás de las mentiras y montajes organizados por el poder y la sociedad.
Rorscharch (Walter Kovacs), es ser resentido y lleno de amargura. El asesinato de Kitty Genovese fue lo que lo inspiró a luchar contra el crimen. Kovacs utiliza una máscara creada a partir del retazo de un vestido que él cree perteneció a Genovese; el distintivo patrón blanco y negro cambiante de la máscara se debe a que la tela fue creada por el Dr. Manhattan. La clara división entre blanco y negro de la máscara es un reflejo de la mirada absolutista de Rorschach: las cosas son buenas o malas, blancas o negras; no existe un punto medio, un "área gris". Sin embargo, él era un aventurero enmascarado más, feliz de que el sistema legal se ocupara del castigo a los criminales, hasta que en una de sus investigaciones descubrió el brutal asesinato de una niña. El secuestrador de la pequeña la había cortado en pedazos y alimentado con ellos a dos pastores alemanes. Este acto horripilante encendió la ira de Rorschach, quien, no satisfecho ya con detener a los criminales, decidió que también impondría su castigo. Este momento es descrito como el momento en que Walter Kovacs murió y nació Rorschach. Las leyes ya no le importaban y fue el único aventurero enmascarado que siguió operando sin la sanción del gobierno tras la aprobación del Acta Keene.
El Dr. Manhattan (Jon Osterman) es el más alejado al concepto tradicional de superhéroe. El Dr. Manhattan está por encima de los conflictos humanos, y se interesa más por la cuántica y la relatividad que por la delincuencia, las guerras o incluso aquellos que le rodean o le aman. El Doctor Manhattan se identifica como una figura divina a medida que Watchmen avanza; luego de su muerte y resurrección, se vuelve prácticamente omnisciente y omnipotente, y en la última escena en que aparece camina sobre el agua y se va para crear vida humana en alguna otra parte. Pese a todos sus poderes cuasi divinos, comete tantos errores y es tan humano como el resto, además de tener dificultades en sus relaciones. El Dr. Manhattan personifica al intelecto por encima de las emociones. A causa de su distanciamiento y filosofía un tanto nihilista, es criticado por muchos de los personajes de Watchmen.
Ozzymandias (nombre griego de Ramzes II), aparenta ser el más "bueno" de los personajes de Watchmen. Es el multimillonario Adrian Veidt, aprovechando su gran inteligencia. Al igual que Rorschach, cree estar exento de las limitaciones que acarrean las normas de conducta convencionales y se posiciona por encima de cualquier experiencia humana común. Es un ser megalómano. Realiza obras filantrópicas. Crea sus inventos y es dueño de la corporación Veidt.
Búho Nocturno II (Dan Dreiberg), tiene un fuerte interés en la ornitología que manifiesta en sus inventos, principalmente con los búhos. Dan es admirador del Búho Nocturno original y sus ideales sobre la nobleza y la aventura. Sin embargo, no es firme en su objetivo (a diferencia de Rorschach) y a menudo depende de otros que le digan qué hacer en lugar de seguir sus propios instintos. Dreiberg, entre todos los héroes, parece representar al hombre común, al pragmático que busca el bien general pero que desea involucrarse específicamente. Además, sus metas en la lucha contra el crimen reflejan en forma más clara la inefectividad de los héroes enmascarados de su mundo, Pero cuando él, Espectro de Seda y Rorschach (especialmente él y Rorschach) comienzan a investigar al cerebro detrás de los sucesos recientes, todos sus inventos se convierten en fundamentales para sus avances. También comienza una relación romántica con Laurie Juspeczyk, la segunda Espectro de Seda.
Espectro de Seda II, Laurel (Laurie) Juspeczyk es la hija de la primera Espectro de Seda, quien había sido una reconocida combatiente del crimen antes del nacimiento de su hija. Pese su resistencia inicial, Laurel comienza una relación amorosa con el Dr. Manhattan. A lo largo de la historia, ella se disgusta cada vez más con el distanciamiento del Dr. Manhattan de la humanidad y, tras su ruptura, el Dr. Manhattan abandona la Tierra. Al final, ella ocupa un papel central haciendo que Manhattan se dé cuenta del valor de la vida humana. Laurel también se involucra románticamente con Dan Dreiberg, el segundo Búho Nocturno.
Esta saga de cómics esta considerada como una de las mejores y la que sembró las bases de los cómics modernos, donde todos los personajes tienen sus propias historias y se refleja sus oscuras motivaciones. De tener exito la película, se especula una posible trílogia. La DC estudia la posibilidad de continuar la trama de los cómics originales (los cuales tuvieron un final abierto), ya que tanto la Disney (Los Increíbles) como la Marvel (Civil War o Guerra Civil), han seguido este argumento apocalíptico sobre los superhéroes y su cuestionamiento legal. Los Watchmen aparecen en el juego de rol: DC Heroes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario