sábado, 31 de enero de 2009

Speed Grapher, sociedad en decadencia

Speed Grapher nos narra la historia de un fotógrafo corresponsal de guerra, Tatsumi Saiga, quien investiga un club secreto de fetichismo para millonarios japoneses. Él intenta fotografiar a la "diosa" del club, una chica de 15 años llamada Kagura, pero es descubierto. Cuando está a punto de ser asesinado, Kagura le da un beso otorgándole el poder de destruir cualquier cosa que fotografíe. Los fluidos del cuerpo de Kagura proporcionan a las personas habilidades especiales relacionadas con sus mayores obsesiones o fetiches. Saiga cumple el deseo de Kagura, ya que ambos huyen de las gentes del club y de la mega corporación Tennouzu que opera tras el mismo. Ya que Kagura era una prisionera de su propia familia debido al poder que tenia.
Los episodios posteriores, nos muestran que los fluidos de Kagura contienen un elemento químico capaz de activar el virus durmiente responsable de la transformación de las personas en Euforias, como por ejemplo Saiga. Éste virus tiene la extraña habilidad de incorporarse al ADN de la persona que infecta y alterar su cuerpo proporcionándole los poderes especiales. Aparentemente, esto solo ocurre si el receptor portaba el virus de Euforia antes de la exposición a los fluidos. Una falla significa la muerte. Kagura es la hija de la mujer más rica del mundo, pero es una prisionera en un estado perpetuo de hambruna; su madre soborna a cualquier persona que trate de ayudarle.
Chouji Suitengu, hombre fuerte de la Corporación Tennouzu/ Club Roppongi es el principal enemigo de Saiga, ya que realiza una encarnizada persecución manipulando a las personas convertidas en Euforias. Al avanzar la historia se descubre que Saiga y Suitengu se conocían en el pasado, y que ambos estuvieron expuestos al virus Euforia. Lo que define sus personalidades son sus formas de vida y como han superado sus problemas. Siendo Chouji Suitengu un asesino sin escrúpulos y que busca la manera de vengarse de la sociedad que destruyo su vida, manipulando para ello a la Corporación Tennouzu/ Club Roppongi.
Para los críticos de este espectacular anime dicen que es muy fuerte, ya que a veces linda con el hentai, por las escenas de sexo (pocas) y por el grado de violencia de algunas imágenes. Sin embargo para otros, es una critica a la sociedad en que vivimos, consumida en una crisis de valores morales y donde las corporaciones corrompen a las autoridades. Haciendo mucha referencia al hiper capitalismo o capitalismo salvaje, como al materialismo, donde la mayoría de las Euforias son victimas de sus propios fetiches. Solo que en Speed Grapher, esta se centra en la multicultural sociedad japonesa. Latinoamérica no se diferencia mucho de las crisis de valores en los países asiáticos, solo que aquí la corrupción se da en todos los campos sociales, desde políticos hasta las fuerzas armadas, estas ultimas manipuladas o chantajeadas por las redes del narcotráfico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario